martes, 2 de junio de 2015

Junio 1 (Pedro)

Que más pues campeón.

Ayer acampamos en las montañas, a menos de 100 metros empezaba la nieve, y lo cruzaba un río cristalino.  Lo primero que hicimos al llegar fue buscar leña para el fuego y encenderlo, y acto seguido procedimos a bañarnos, lo cual resulto todo un desafío, pues el río estaba realmente frío.  

Después de calentarnos y cenar pasta con frijoles nos fuimos a dormir algo nerviosos por el frío, así que en mi caso me puse un buso y un pantalón adicional, al final dormí perfectamente. 

Hoy salimos temprano y avanzamos unos 40 kilómetros, llegamos al último pueblo grande antes de mongolia, allí visitamos una iglesia ortodoxa de unos rusos que les habían ayudado a los alemanes con una de las motos varadas la semana pasada, tomamos te y café y fuimos a comprar algo al supermercado, donde nos encontramos con los otros tres alemanes.   Luego salimos a un pequeño lago donde hicimos un picnic,  y estando allí uno de los tres alemanes nos trajo la noticia que la frontera estaba cerrada hoy también, así que buscamos donde acampar y acá estamos otra vez todos juntos.

Una de las alemanas que va en las urales, Anne, vivió en Turquía un año, así que la invite a jugar BackGamon, y el resultado fue un aplastante 3 - 0 a favor de Alemania.  

Ya encendimos la fogata y nos disponemos a azar pan en palitos.

El paisaje ya cambio un poco, seguimos a 1700 msnm, con los nevados a ambos lados, pero ya es completamente desierto.

Sobre Mongolia tenemos mucha espectativa, esperamos encontrar unos paisajes fantásticos y una forma de vida muy simple en la zona rural.  Ah, y las carreteras sin igualmente muy primitivas, esperemos que nos vaya bien con estas motos y estas llantas que tenemos.

Bueno hijo, saludos y te cuidas.