sábado, 6 de junio de 2015

Al paso de las urales

Mayo 31, día 301
 
El día empezó con una visita inesperada de esta manada de vacas
Son las vacas mas peludas que he visto, me imagino que tienen que ser asi para sobrevivir en este frío tan bravo. Después de ver vacas un rato nos alistamos para salir y nos despedimos de nuestros nuevos amigos.

Martin 1, Derek y Pedro. 

Mi papá y yo habíamos decidido que queríamos pasar unos cuantos días en compañía del combo de las urales, les preguntamos si eso estaba bien con ellos y nos dijeron que les encantaría. Este sería nuestro primer día de carretera con ellos.

A eso de las 11 al salimos, los primeros 100 kilómetros pasaron sin novedad pero en ese punto nos agarró un hambre tremenda, paramos en un café muy humilde y me encontré con esta joya
La dueña del café coleccionaba billetes y tenía uno de Colombia !! En mi ruso rústico (inexistentes) le trate de preguntar que de donde lo había sacado pero no me entendió. Después del almuerzo seguimos otro rato hasta que vimos un paisaje muy bonito y Elisabeth (la "directora" de medios de el grupo) dijo que eran muy buen lugar para que hicieran unas tomas con el dron.

El paisaje bonito 

El dron

Como alguien tenía que manejar el aparato una de las motos se quedaba sin piloto y le pidieron a Pedro que manejara. 


Mientras ellos estaban es su cuento yo aproveche y le tome unas cuantas fotos a mi moto con el paisaje. 


Cuando terminaron seguimos otros 50 kilómetros hasta encontrar un buen lugar donde acampar, por alguna razón no le tome foto al lugar pero voy a tratar de describirlo; es un claro en la orilla de un riachuelo, a 200 metros río arriba hay un depósito de nieve ! Y al fondo se ven picos nevados, lo que quiero dar a entender es que el lugar era muy frío, al igual que el agua del riachuelo, esto no impidió para que los 6 locos con los que ando se bañaran ahí !!! Como fui el único que no me bañé, me dijeron que era un cochino, cobarde... Pero ellos no dimensionan el pavor que le tengo al agua fría ! Después del baño, cocinamos pasta todos juntos y nos fuimos a dormir.