domingo, 10 de mayo de 2015

Volgogrado

Mayo 8, día 278

Me levante tarde, lo único que íbamos a hacer era comprar un neumático para cargar de repuesto y preparar que íbamos a hacer al siguiente día que era 9 de mayo (día de la victoria). Para comprar el neumático buscamos en internet algún taller en Volgogrado, no encontramos nada! Pero si encontramos un club de motos donde quizá nos pudieran ayudar, así que a eso de las 11 nos fuimos para allá.

Luego de 15 kilómetros de camino, llegamos al lugar, nos recibió Boris, el presiente del club, de una noté que eran un club de harlistas, Pero como había dicho ayer, aquí nos recibieron como moteros y nos brindaron toda la ayuda que pudieron, tuvieron que llamar a una docena de talleres pero al fin encontraron un tipo que tenía el neumático en la medida que necesitábamos. 
Ya solucionada la cuestión estuvimos hablando un rato con ellos (de nuevo con ayuda de Google translate) y al ver nuestro interés por el día de la victoria nos invitaron a ser parte de el desfile en el que ellos participan, muy emocionados aceptamos. Al rato me dijeron que teníamos que ir a recoger el neumático, mi papá se quedo y yo fui con ellos en un carro, el conductor era un poco bruto y no se que ruta tomo pero era offroad dentro de dentro de la, una experiencia interesante. Encontramos el lugar recogimos los neumáticos y volvimos. 


Me regalaron una copia de un periódico de el 10 de mayo de 1945, el día que los diarios aununciaron la victoria. 

La gente del club 

Fotos con la moto del presidente del club.

Estuvimos hablando otro rato con ellos y ya nos estábamos despidiendo cuando me salieron con un almuerzo, que cosa tan oportuna yo estaba muerto de hambre, ya eran las 5 y yo no había comido nada en todo el día. 

Al terminar de comer, nos despedimos y quedamos que la salida para el desfile era a las 8. Al llegar a casa, alistamos todo para salir temprano mañana y estuvimos hablando un rato con nuestro anfitrión y ya por la noche me fui a dormir después de escuchar que el pronóstico del clima de el día siguiente no presagiaba nada bueno.