viernes, 1 de mayo de 2015

Un buen mal día

30 de abril, día 270

Esta mañana el despertador no sonó, y mi cuerpo tampoco es que tuviera ganas de levantarse entonces solo me salí del sleeping (el equivalente a pararse de la cama) a la 8:30 am. Después de empacar salimos del campamento, a los 30 minutos, empezamos a buscar que comer. Al cabo de 2 km encontramos un bar/dedayunadero, con la ayuda de un diccionario tratamos de pedir desayuno. 


El desayuno resultaron siendo, 3 huevos revueltos, un pan, 3 bananos, una salchicha, una libra de ensalada, un sudado de carne y 2 tazas de té. Yo no se en que momento se escaló el malentendido que resultamos pidiendo toda esa comida, con lo único que quedamos aburridos fue con la cuenta, 29 lari (35000 pesos). Como recomendación, nunca bajo ninguna circunstancia  pidan comida con hambre en un idioma en el que solo saben saludar.

Al terminar el desayuno nos dio por reparar un par de "detalles" que le habíamos visto a las motos, lo primero es que la cadena estaba muy tensionada y lo segundo es que mi moto había botado dos tornillos. 


Trabajamos incansablemente durante 4 horas hasta que por fin solucionamos los problemas, lo que mas tiempo nos tardo fue la puesta del tornillo, porque resultó no siendo solo eso sino que tocaba enderezar los herrajes de las maletas (esto nos tardo 3 horas y media). Al terminar retomamos nuestro camino por las montañas georgianas. 

De ahí en adelante no paro de llover un solo minuto, que clima tan aburridor, y para colmo de males ya estaba haciendo frío. La carretera paso de ser una carretera decente pavimentada a literalmente parecer que hubiese sido bombardeada en repetidas ocaciones. A las 4, todos mojados y aburridos nos dio por empezar a buscar la dormida. 

Ledi:


Al parar en un pueblo vimos 2 muchachos andando por la calle, los llamos y descubrimos que hablaban algo de inglés. Les preguntamos que donde podíamos armar la Carpa, ellos nos enseñaron un lugar, pero era un colegio y al no ver ningún adulto responsable nos dio susto acampar ahí. Al ver que no nos convencía el lugar uno de ellos fue a buscar a su hermana que si hablaba un buen inglés. 

Su nombre era Ledi y con una capacidad de resolución sorprendente nos dijo que la acompañáramos a la casa, yo me quede cuidando las motos y mi papa fue. Al llegar allá mi papa le pregunto que entonces donde podíamos armar la carpa, ella dijo que, cual carpa que íbamos a dormir en la casa de ella. En esas fuimos ya con las motos a su casa y ella procedió a mostrarnos nuestra habitación. Qué alegría tan brava la que sentí, yo ya me había hecho a la idea de que me iba a tocar armar la carpa bajo la lluvia y nos iba a tocar encerrarnos toda la tarde en la carpa. 


Ledi y Luka sirviendo la comida. 

Como si la alegría de la dormida no fuera suficiente, Ledi nos dio una comida tradicional georgiana hecha por su abuela (el único "adulto" responsable de la casa, sus padres estaban trabajando en Batumi). 


La comida fueron papas cocidas, tres tipos de quesos, un guiso endemoniadamente bueno, borsh, pepinos, pan y té. 

Al terminar, hablamos un rato con Ledi y su hermano y le dimos un par de regalos, una gorra y una camiseta de colombiaRTW, ellos con algo de pena decidieron darnos algo, Ledi me regalo un llavero y Luca me regalo mi nuevo peluche favorito. 

Por supuesto se llama Luca en su honor. 

Al cabo de un rato, decidí que era hora de dormir, si las buenas noches y me fui a dormir. Trate de escribir pero a los 5 minutos ya me estaba quedando dormido.