viernes, 15 de mayo de 2015

Oremburg recargado

Mayo 15, día 285

Me levanté a las 11 y me arregle para estar bien pispo para que me filmaran con la moto a las 12, al fin mi papa fue al que filmaron casi todo el tiempo, le pidiera que fuera en la moto hasta la esquina, que volviera, que posara, que hiciera como si estuviera reparando algo... Al fin nos hicieron otra entrevista corta sobre porque esta moto y que tenía de especial y nos dejaron libres. Que bacano seria que algún medio colombiano entrevistará a viajeros y gente interesante y no solo políticos pecuecos. 

Al rato salimos a andar la calle, Iván nos volvió a llevar a la villa nacional a comer comida tártara tradicional. Los tártaros son mongoles que habitan Siberia y las estepas rusas desde hace muchos siglos, muchos de ellos aún conservan la religión musulmana y su comida y costumbres son completamente distintas a los rusos europeos y su contextura física parece de asiáticos, así con los ojos rasgaditos y todo.  

Self ir de mi papá en el restaurante tártaro.

Lo primero que trajeron fue shak shak, una bola de algo no identificado que sabia como chicharrines con miel. 

De ahí nos paramos un momento de la mesa y fuimos a un museo que hay dentro del mismo restaurante, tiene que ver como se pueden imaginar con la cultura tártara. 


El museo estaba muy pelle, pero esa señora que era la guía era la cosa mas tierna del mundo y explicaba las cosas con una pasión del otro mundo, se nota que le gusta mucho su trabajo, así que pare bolas los 30 minutos que duró el recorrido así la señora hablara en ruso y tocaba esperar por la traducción de Iván. En resumidas cuentas no aprendí nada interesante. 

Luego volvímos a la mesa a comer carne

Esto es "asu", es un guiso de carne, con buena sazón pero nada raro. 

Esto es "manti", eso es carne, que no era carne sino gordo, envuelto en algo así como pasta, acompañado de una corona agria, absolutamente distinto a todo lo que había probado antes. 

Después de comer como reyes, Ivan nos dijo que nos preparáramos que íbamos s seguir comiendo pero en el restaurante del frente, que era kazajo (de comida tradicional del país de Kazajistán). 

Una mala buena experiencia gastronómica: 

El restaurante no tenía sillas, eso era en unas colchonetas con cojines lo mas de bueno. Por ahí había empezado bien la cosa, nosotros le dijimos a Iván que queríamos poquita comida tirando a nada que ya estábamos llenos, el no nos hizo caso y pidió un montón de cosas, por ahí empezó a desmejorar la cosa. 

Lo primero que probé fue el té, esta gente se lo toma con san en vez de azúcar, parecía una aromática con sal y leche, maluco pero tolerable. Luego probé otra bebida, "kumis" yo me estaba esperando algo como lo que tenemos en Colombia, pues no, en Kazajistán se le conoce a la leche de caballo agria como kumis y eso sabe asqueroso, imagínese que uno coje un quesito vinagre, le saca el juguito, lo echa en un vaso y le agrega un poco agua con gas para que quede con burbujas, a eso sabe esa leche de caballo, hice un esfuerzo sobrehumano para que no se me notaran las arcadas y para terminarme el vasito que me habían servido. Luego de esta tremenda experiencia yo no tenía ganas de nada, pero Iván me salió conque había pedido carne de caballo, una cosa que comen los kazajos a diario, yo tenía el animo por el piso, pero pensé que nada podía ser peor que esa leche así que lo probé, esa carne si estaba muy buena, fibrosa pero muy suave y hasta me ayudo s recuperarme de la maluqura que me había generado la bebida anterior. 

Al terminar nos fuimos caminando hasta la casa para bajar la comida, ahí nos encontramos con Maria, la esposa de Iván, todos juntos agarramos en bus para el parque de la victoria. 

Este parque esta lleno de monumentos que conmemoran la victoria de los Sovieticos sobre los nazis en el 45 y adicionalmente tiene una exposición muy extensa de material de guerra.

Foto con el arma antiaérea. 

Pedro con un tanque t-34, estos tanques jugaron un rol decisivo en la victoria Sovietica, en su época tenían lo último en guarachas y superaron con creces a los panzers alemanes. 

Esta es una locomotora de las muchas que se fabricaron durante la guerra, es como 2 veces el tamaño de la que hay en la plaza de Cisneros. Las locomotoras y los trenes eran fundamentales durante la guerra para movilizar tropas, suministros y material de guerra. 

Finalmente llegamos al monumento como tal, 


Una llama eterna que honra a todos los héroes que dieron su vida para defender a la Santa madre Rusia. 

Selfie con Iván y María  

El misil: 
Por ultimo queríamos ver un misil que tienen en exposición, es un misil balístico intercontinental y durante sus épocas de servicio tenía una ojiva atómica con una potencia de 20 megatones, ósea que eso explotaba igual de duro que 20 millones de toneladas de dinamita, además tenía un alcanze de 15000 kilómetros, por estos motivos se le conocía como "satanas". 

El misil R - 36 ss 18 satanas 


En la historia de la humanidad se han lanzando 2 bombas nucleares sobre población civil, la primera fue sobre la ciudad japonesa de Hiroshima y mató a 160.000 personas, la bomba que se utilizó, la "fat man" (hombre gordo) es una chispita mariposa al lado de este misil, "satanas" es más de 1000 veces mas potente que esa primera bomba. 

Al ver ese misil a mi me agarraron hasta ganas de llorar, yo no entiendo que putas tiene que estar pasando por la mente de un gobierno para siquiera encargar un arma que tiene el potencial para acabar con millones de personas. Es de verdad triste estar cerca de una cosa que representa hasta que punto se han degenerado algunas mentes humanas, siempre pensando en guerra y como matar gente de manera "eficiente". Yo comparto lo que dice Diana Uribe en múltiples ocasiones en su programa "la historia del mundo", la raza humana no esta moralmente lista para tener en sus manos una tecnología como la atómica, ni para usos pacíficos ni muchísimo menos para usos bélicos. 

Con esa aburricion me fui caminando ensimismado para la casa, antes de llegar Iván nos pidió disculpas y dijo que tenía que comprar algo, al rato salió con unas postales y nos las regalo para que las llenáramos y se las mandáramos a personas en Colombia, eso me compuso el genio y felizmente llegue a llenar las postales y a dormir.