sábado, 16 de mayo de 2015

Mientras tanto en Medellin - Cisneros

Que mas pues papá
 
Como te parece que estuve trochando por el túnel de la quiebra cerquita del Ventiadero.
 
Raul me recogio a las 5:40 am en el Consumo y esta vez si estuve puntual , monte la bicicleta al carro y nos fuimos  para el edificio inteligente a esperar a otras personas.  En total fueron 53 o 54 personas, lo que es mucho porque era un puente.
 
Me monte al carro y me dormí, entonces llegamos en un momentico. Baje la bicicleta, me coloque los chocles y fui a un restaurante que quedaba cerquita a comerme un pan de queso, cuando volvamos por allá te invito a uno porque son unos de los mejores pan de quesos que me he comido en mi vida.
 
Le puse la linterna a la bicicleta y nos adentramos en el túnel. Iba detrás de un man y delante de él había una muchacha , empezamos y ningún problema, pero como te parece que la señora no tenía mucha experiencia con los rieles ( Yo tampoco) porque tenía que parar mucho porque perdía el equilibrio, pero yo no me tenía que bajar tantas veces, entonces soy mas teso que la muchacha. Algunas veces si se bajaba todo el mundo porque habían huecos que no se podían pasar en la bicicleta porque la llanta se quedaba atrancada.  Despues de una hora salimos del túnel.
 
Nos metimos por un tipo de canalones hasta las cascadas que íbamos hace mucho tiempo. Paramos en las cascadas y subimos para tomarnos unas fotos, nadie tenia animo de meterse al agua pero a mi me dio animo desde el interior de mi alma y me pegue un chapuzon.  Metí un pie y siento esa agua ¡Que cosa tan fría! Entonces espere a que mi pie se aclimatara y después metí el otro pie y así sucesivamente, me demore como 3 minutos para que me mojara totalmente. Cuando toda la gente vio que el agua era segura si se empezaron a meter, nos quedamos en las cascadas como una hora y después seguimos con nuestro camino.
 
Despues de salir de las cascadas nos adentramos por un trapiche que hay por allá, todo muy bacano porque era una bajada y cruzamos el rio Nus, hasta la subidita me parecio bacana porque después tocaba tomar los rieles, los rieles en el túnel estaban aceptables, pero esos ¡No! El sol estaba ardiendo  lo que hacia la pedaliada mas difícil entonces uno se empezaba a cansar. La pedaliada era muy difícil porque era como pasar por un hueco pero como uno iba sentado la nalaga le empezaba a doler.   Llegamos a Cisneros y ahí me comí una barrita para que me diera la confianza de terminar la trocha.
 
Nos montamos y seguimos. Empezamos a pedaliar por una loma (Nada del otro mundo) Pero después aparecieron los rieles y ahí si hubo problema. Uno en los rieles no puede pedaliar igual de eficientemente que en destapado, hay que hacer un esfuerzo porque uno no puede dejar de pedaliar, nisiquiera cuando hay  velocidad porque el hueco de los rieles lo para a uno. Había una subida en destapado y era muuuy empinada pero había que subirla porque nos ahorrábamos como medio kilometro entonces la subí, después había otra subida pavimentada y en esa nos ahorrábamos como 300 metros asi que también la subí porque la barrita de cereal no me dio la confianza de terminar la trocha. Llegamos al túnel y por hay 20 o 25 personas se iban a montar en el carro escoba porque ya no aguantaban más (El carro escoba era una moto riel porque el 80% de la trocha era por los rieles ) pero yo no me monte porque mi meta de esa trocha era terminarla sin montarme en ese carro. Nos volvimos a encontrar al túnel .
 
Entré y pedalie como 15 minutos y decidí comerme otra barrita y como te parece que esa barrita si me dio la confianza de terminar la trocha, entonces si pude terminar la trocha sin montarme al carro escoba.
 
Esta trocha no te la recomiendo por nada en el mundo, nunca vayas a hacer esa trocha, pero cuando digo nunca es ¡Nunca!.

Por Manuel Gómez