miércoles, 6 de mayo de 2015

El Cáucaso

5 de mayo, día 275

Nos levantamos muy temprano, empacamos y recogimos las motos, estaba abierto a las 9 am, sorprendente. 

La ultima foto con jim, el otro es peter, otra persona que vivía en el apartamento. 

Después de decir hasta luego arrancamos en dirección norte, nos tardamos un poco en dejar Tbilisi pero a medida que nos adentrábamos en el Cáucaso los paisajes se volvían espectaculares.


Las montañas verdes me hicieron recordar a los Andes, con cada kilometro que avanzábamos la altura aumentaba y la temperatura disminuía, solo fue cuestión de tiempo hasta que el verde le dio paso a una hermosa capa blanca.

En la subida pasamos un par de resorts de sky y a unos 2500 metros sobre el nivel del mar llegamos a un mirador.


Que no falte el bostezo


El frente de mi moto ya esta lleno de banderitas. 

Seguimos subiendo hasta que llegamos a un "alto" a 2700 m.s.n.m, ahí volvimos a empezar a bajar, a medida que bajába notaba que habían muchos túneles (sin ningún tipo de iluminación) que no eran túneles sino barreras de concreto cubiertas de nieve de avalanchas, el pavimento fue desmejorando y hasta en ciertos tramos dejo de existir. Faltando 5 kilómetros para la frontera con Rusia empezó a llover y bajó la temperatura de manera tremenda, entonces tocó parar y hacer toda la parafernalia de lluvia, por fin después de 5 kilómetros que se hicieron muy largos por la lluvia y el frío llegamos al puesto fronterizo de Georgia.

La frontera:

En el lado de Georgia las cosas fueron perfectas, me baje de la moto entregue el pasaporte, me preguntaron porque no tenía visa de rusia, entonces explique que no necesitaba visa por ser colombiano! Y ya eso fue todo. 

Luego manejamos 4 kilómetros hasta el puesto fronterizo ruso o para ser más exactos manejamos 3,7 kilómetros porque había una fila de camiones de 300 metros, que vista tan berracamente desalentadora, sin embargo en ese momento notamos que no había ningún carro particular en la fila y era que los carros particulares y las motos pasaban por un lado hasta una segunda fila. 

En la segunda fila esperamos una hora hasta llegar a una tercera, ya adentro de la zona de frontera. En esta fila de nos acercó un policía y nos mostró que teníamos que llenar un papel llamado la tarjeta de inmigración, resultó que el policía era como fan de los montonetos y apenas terminamos de llenarlo nos saco de la fila y nos puso en frente de otra. 

Al cabo de dos minutos estábamos mostrando el pasaporte, a mi me demoraron un rato porque salí de Georgia con el pasaporte acabado y entre a Rusia con uno completamente nuevo, me preguntaron que por que, les dije que estaban a punto de acabarse las páginas, no dijeron nada mas y me dejaron entrar. 

Habia llegado la hora de las motos, primero hicieron una requisa completa, el proceso fue; desempaque, muéstrele al policía todo lo que lleva, espere a que el perro huela las maletas y empaque. En este tipo de requisas es muy recomendado que uno esté muy atento a lo que hace el policía, porque no falta el vivo que le mete a uno algo raro y después lo acusa para que uno lo soborne.

Al terminar la requisa ya me disponía a proceder a aduanas llego otro policía para hacerme una pregunta:

- guer arr yu from ? ( de donde es usted? Ingles muy burdo) 
-from colombia sir (de colombia señor) 
Ahí se quedo pensativo y mientras señalaba las maletas agregó en un tono burlón;
- do yu cary any cocain from columbia ? (Carga cocaina de Colombia) 

A mi me dio una puteria indescriptible, le quería decir comunista, malnacido alcoholico, me han dejado entrar a mejores países, tu presidente es un p%{%}^... afortunadamente mi papá estaba ahí e intercedió diciendo: no sir, only vodka (no, solo vodka), el se tomo el chiste de buena gana y se fue. 

Ya pasada la rabia era tiempo de esto: 

 

La declaración de importación temporal que tenía que ser llenada en una hoja en ruso, afortunadamente había una traducción en ingles. 

Luego de una fila de 4 cada uno de 15 minutos, llegue a la ventanilla y dejaron entrar a mi burra también sin problemas. 

¡Selfie en Rusia! 

Ya eran las 4:30 pm(hora de Georgia, en Rusia es una hora menos) en total el borde nos tomó 4 horas. 

La mayoría de blogs que leemos pintan el borde de Rusia como muy difícil, con papeleo interminable y mucha burocracia. Después de haber pasado por ahí puedo decir que no es difícil, ni tiene mucho papeleo, solo que se pierde una cantidad muy jarta de tiempo en filas y aun siendo así es mucho mejor que las 10 horas que estuvimos en el borde de Sudáfrica y Zimbabwe.

Contentos de la vida por estar en Rusia bajamos del Cáucaso en dirección norte hasta llegar a un pueblo llamado vladikavkaz, ahí paramos a comprar minutos para el celular (ya teníamos sim de nuestras 2 semanas en Rusia) compramos 200 rublos algo así como 8000 pesos. 

Al terminar era tiempo de buscar un lugar para dormir, al cabo de 15 km vimos una pequeña entrada en la carretera, era una casita y tenía un restaurante atrás, con un poco de insistencia el dueño de la casa nos dejo armar la carpa en su patio. Sin pensarlos dos veces empezamos con la armada ya que nos estábamos quedando sin minutos del sol, ya estaba medio lista la carpa cuando el señor este se acerca y nos dice, en ruso, que lo acompañara, yo lo seguí, me mostró adentro de su casa una habitación de dos camas y me dijo que durmiera ahí que afuera estaba haciendo mucho frío, yo casi le doy un pico a ese viejo. 

En un viaje de estos disfrutar de la hospitalidad de alguien que ni te conoce es mucho mejor que cualquier hotel pomposo. 

En ese momento traté de hablar un rato con el señor pero nos pudo la barrera del idioma, mas bien me despedí y me fui a cocinar la cena, a escribir un rato y a dormir calientico y en una cama! 

Hasta las motos quedaron con techo