martes, 26 de mayo de 2015

El camino a Novosibirsk

Mayo 24, día 294

Nos levantamos a eso de las 7, arreglamos todo y salimos. Quedamos de encontrarnos con Igor en el pueblo para entregarle las llaves de la casa en donde nos estábamos quedando. 


Luego de despedirnos de Igor, sin más demoras, salimos en dirección a novosibirsk, teníamos que cubrir 650 km. 

A eso de las 11 paramos en una gasolinera a tanquear y comer algo, mi "refrigerio" favorito estos días son unas galletas rusas muy parecidas a las "waffer" de Colombia pero sabor caramelo.





Después de recargar baterías seguimos por otro par de horas, al lado de la carretera notábamos muchos carros parqueados con un signo que decía "рыба" nosotros creyendo que eran unos pancakes Rusos que nos habían recomendado, paramos. En ese punto yo empecé a sospechar que podía ser alguna otra cosa, mas bien saque el traductor -que decepción- lo que estaban vendiendo era pescado crudo.


Muy desanimados por la decepción seguimos otros cuantos kilómetros hasta que encontramos un café. 
 
Pedimos borsh (sopa) con greshka (la cosa cafe, es un grano que comen los rusos). El almuerzo estuvo en exceso bueno y muy animados seguimos otros150 km, paramos a tomar té y a estirar las piernas. Cuando volví a a la moto para seguir la fui a prender y plop, nada ! Sonaba como si la batería estuviera descargada, muy frustrado Sair multo metro y medi la tensión. 12.9 voltios (perfecto), pensé un par de minutos y se me ocurrio que uno de los cables de la batería podía estar suelto. Compartí la información con mi papá y ermpezamos a desarmar, si resultó ser eso y en 15 minutos habíamos vuelto a armar la moto y estábamos listos para seguir. 

Los últimos 100 km fueron aburridos, fríos y con un poco de lluvia. Cuando por fin llegamos a la casa de Christian, la persona que nos esta hospedando, eran las 9 20 pm y estábamos cansados, afortunadamente Christian nos sirvió un plato de comida caliente y luego de hablar un par de horas me fui a dormir.