miércoles, 29 de abril de 2015

Mientras tanto en Colombia

Hola papa, como te parece que troché por primera vez desde hace 4 meses.

 

Me di cuenta que había salida a montar  el lunes y la salida era el domingo, le dije a la mama y a esperar. Esa semana ha sido de las más largas de mi vida. En el colegio era pensando en la salida, en la casa ¡En todas partes estaba pensando en esa salida!. El viernes llevé la bicicleta a que le hicieran mantenimiento porque no la había utilizado hacía ya 4 meses. La lleve y la reclame al otro día. El sábado en la noche me puse a alistar todo para el domingo, cogí el camelback, las barritas, el casco y todo lo que me iba a poner el domingo. Me fui a dormir. Casi que no me duermo esa noche , daba vueltas y vueltas y nada que me dormia hasta que por fin me dormí.

 

Me levante a las 5:10 am porque me iban a recoger a las 5:45 am, me vestí y desayuné. Sentí el celular sonando entonces fui a contestar y como te parece que era Raul, ya había llegado y nosotros ni salido. Me afane para no llegar más tarde. Me monté en la bicicleta y nos fuimos para el Consumo. Llegamos, montamos la bicicleta y nos fuimos porque la trocha era en el Peñol. Llegamos al Peñol saludé a todo el mundo, me comí uno de los mejores pandequesos que me he comido en mi vida y salimos.

 

Al principio montamos en pavimento para llegar a la carretera destapada y ¡A montar se dijo! Empezamos en una bajadita pero la dicha me duro poco porque nos tocaba empezar a subir. Subí sin prisa pero sin pausa porque mi reto de esta trocha no era quedar de primero sino terminarla porque era mi primera trocha después de la quebrada de  mano, entonces subia lento pero sin parar. En esas estuvimos subiendo bastante y bajando poquito gran parte de la trocha. Tocó una bajada super bacana ya que quedaba al lado de la represa entonces pare un momento con varias personas a observar el paisaje, después de un minuto seguí para ganarles ventaja. Había una parte en la que había un policía acostado en la carretera destapada y como era en bajada lo salté, que susto porque casi que no paro para tomar la curva ahí sentí  las maripositas en el estomago.

 

Ahora si empezamos a bajar en forma, ahí si baje ¡ Como alma que lleva el diablo! Eso me acostaba en las curvas a lo Moto GP pero obviamente sin tocar el piso con las rodillas porque me las raspaba. En una de esas curvas no la vi muy bien porque al principio se veía abierta pero después se cerraba, entonces yo dije ¡Uuuy quieto! Porque si mecomia esa curva caía en un alambre de puas, pero como soy de los mejores ciclistas de montaña del mundo nada paso.

 

Llegamos otra vez al pavimento e íbamos a subir a la réplica de la plaza del Peñol antes de que lo inundaran. Subimos y ahí nos quedamos un rato, una gente se tomo fotos y después nos fuimos para el punto de inicio.

 

Y ustedes¿ qué? ¿cómo va todo sin su adorado hijo e hermano?