sábado, 4 de abril de 2015

Entrando en calor en Moscú

Que más pués.

Nuestro primer día en Rusia empezó con media hora de espera a las 6 de la madrugada en el aeropuerto mientras hacían algún tipo de chequeo sobre nuestros pasaportes, primero nos preguntaron por donde habíamos estado viajando y luego nos pidieron que les mostráramos nuestro tiquete de salida de Rusia, y al final nos permitieron ingresar.

Nos dirigimos a Moscú, fue un viaje muy bonito para nosotros, pues por primera vez viajábamos en tren y por el medio de la nieve, todo lucía blanco y frío. Después de acomodarnos nos dirigimos a la Plaza Roja.  Imponente en frente de uno está la catedral de San Basilio con cúpulas color pastel, atrás de color sangre está el museo Nacional de Historia, a la derecha está el Kremlin con las murallas rojas y cúpulas doradas, y justo ahí en el pie del Kremlin está ese pequeño edificio en donde yace el cuerpo momificado de Lenin, que cada mañana se retuerce en su mausoleo viendo como en cruzando la calle desde su tumba esta el símbolo máximo del capitalismo, el GUM, el centro comercial más caro de Rusia.
Catedral de San Basilio

Museo Nacional de Historia


El Kremlin



Catedral del Cristo Salvador
De la Plaza Roja fuimos por el río hacia la Catedral del Cristo Salvador.  Fue todo un espectáculo entrar a está maravillosa obra, con sus iconos y sentir devoción y el fervor de los feligreses rusos rezando.

Saludos.