lunes, 27 de abril de 2015

El futuro ingeniero Turco

26 de Abril, día 266

Hoy después de levantar el campamento manejamos hasta el pueblo más cercano para buscar el desayuno, al llegar allá lo primero que vimos fue un señor muy amable que nos pregunto en un ingles algo roto -¿están buscando desayuno? - si estamos buscando -¡acompáñenme! Nosotros por supuesto lo seguimos, el nos llevo hasta un café, nos hizo sentar y ordenó un par de platos para nosotros, mientras traían el pedido nos contó una de las historias más inspiradoras y bacanas que he escuchado en este viaje.   

Hace 3 años sufrí un accidente de tráfico en el cual mi cabeza golpeo fuertemente el airbag, tuve daño cerebral severo y debido a este perdí mi memoria durante dos años. Afortunadamente este año pude empezar a trabajar de nuevo, soy un tecnólogo en electricidad. 

Hasta ahí ya nos tenía intrigados y pensando que que Man tan verraco pero a continuación agregó: 

En este momento estoy preparando un examen de admisión a una universidad, quiero estudiar para ser ingeniero, no creo que me acepten en una universidad pública (dijo que había perdido 50% de su capacidad cerebral), pero tengo algún dinero ahorrado y trabajare mientras estudio de forma que pueda pagar por una universidad privada. 

Ya en este momento nos habían traído el desayuno, pero yo estaba ensimismado pensando muchas cosas, pero la que mas destacaba era: ¡Que Man tan teso!, esta historia me llevo a reflexionar sobre algo que hemos repetido durante este viaje bajo muchos contextos y es que sin importar las limitaciones o dificultades, cuando se tiene una meta (o sueño), y uno de verdad se empelicula, le mete ganas y se cree capaz de hacerlo, no hay nada en el mundo que lo pare, así se trate de estudiar una carrera o darle una vuelta al mundo. 


Pedro con nuestro nuevo amigo, su nombre era Emre. La estatua es de Atarurk, héroe nacional de la nación turca y su primer presidente. 

El desayuno fue una sopa de lentejas licuada que estaba muy buena, Emre dijo que los turcos desayunan así todos los días, ojalá mañana encontremos otra sopa de esas. 

Ya comidos y después de tomar uno... O dos tés nos dispusimos a salir, tratamos de pagar pero nuestro anfitrión se adelantó y haciendo gala de la amabilidad turca, pago por nosotros. Emre muy amablemente también nos dijo que nos quedáramos un día en el pueblo, pero tuvimos que rechazar profusamente. Al ver que no había forma de convencernos se ofreció a escoltarnos, en su carro, hasta la salida del pueblo. Ya montados en las motos y andando mi papá me dijo por el intercom que veía la llanta de atrás de mi moto bajita de aire, le respondí que si, que se sentía graciosa la moto. Ya que llevaba menos de un día desde que revisé la presión asumí que estaba pinchado, entonces toco alcanzar a Emre y explicarle el nuevo problema, dimos una vuelta de 180º y nos devolvimos para el pueblo a que arreglaran eso, no estábamos de ánimos de cambiarla nosotros. 

Para resumir, como era domingo todo estaba cerrado entonces nos toco bajar la llanta y mientras mi papá cambiaba neumático, yo reparaba el viejo. Después de terminar tomamos té y finalmente salimos. 


El equipo de reparada de neumático

El recorrido de hoy estuvo muy distinto a ayer, el cielo estaba nublado, el ambiente estaba frío y la carretera pasaba por el medio de un bosque. 


En todos los pueblos hay por lo menos una mezquita, y aquí un pueblo son 3 o mas casas juntas, entonces imagínense la cantidad de mezquitas


Las motos con el paisaje

El día transcurrió sin percance y a eso de las 3 de la tarde la pequeña carretera se convirtió en una gran autopista, ya a esta hora andaba viendo el cielo muy gris y estaba esperando a que empezara a llover en cualquier momento. Transcurrieron dos horas y nada ! Se llegó de buscar donde íbamos a acampar y seguíamos secos :). Armamos la carpa rápidamente e hicimos nuestra versión de una zanja ( por favor si algún scout o alguien que tenga mediana idea de como hacer una zanja lee esto me da retroalimentación sobre esta) 

La carpa y la zanja

Al terminar con esa obra de ingeniería nos dispusimos a cocinar y a prepararnos para dormir. 

La comida de hoy, pasta con ensalada (enlatada) 


Yo creo que los turcos tienen algún complejo con disparar, en todo lugar en el que acampamos nos encontramos unas cuantas (docenas) de estas. 

Escribo hoy sentado desde la carpa, escuchando como las gotas de lluvia golpean el techo y rezando porque la zanja funcione y amanezca seco.