miércoles, 29 de abril de 2015

Un día por autopista

28 de Abril, día 268

Me levante como hombre nuevo, eso de dormir en una cama esta altamente subvalorado. Después de darme una ducha, ya llevaba 4 días sin bañarme, guacala, nuestros anfitriones nos dieron un gran desayuno; aceitunas, 3 tipos de queso, mucho pan, miel, huevos revueltos con algo así como hogao picante y té hecho en leña. 

Selfie! 

Apenas terminamos de comer decidimos partir, ya eran como las 10 y nos esperaban 300 km de carretera.


Literalmente durante la siguiente hora y media nos sentamos en las motos y manejamos como por instinto, nada interesante. Luego paramos, tanqueamos y seguimos otras 2 horas, en este punto ya estábamos cansados y paramos un buen rato a tomar té y comer algo. 

Ahí al lado tomamos el té 

Hay muchas cosas que me sorprenden de Turquía, pero siendo un país que no es "desarrollado" me sorprende lo bien que esta de vías (o será que en Colombia estamos muy mal). 

Hubo 3 cosas que fueron las que me causaron la mayor impresión ( esto está basado en los 500 km que hice entre ayer y hoy por la autopista que conecta la costa con la frontera) 


1- Es una carretera doble carril, con un pavimento liso y sin un solo hueco o cualquier cosa que se le parezca


 2- tiene una gran cantidad de túneles, yo conte mas o menos 10 km de túneles entre ayer y hoy. 

3- En 500 km de carretera perfecta no había NI UN SOLO PEAJE ! eso fue lo mas increíble, en Colombia en el trayecto Medellín-Bogotá pagamos 5 o 6 peajes y gran parte de la carretera es una (disculpen la expresión) mierda! 

Pero bueno, mientras haya tal cantidad de corrupción y los dineros públicos se malgasten y blah blah blah seguiremos teniendo ese problema. 

Ya a la hora de buscar la dormida nos salimos de la autopista y después de casi una hora encontramos este lugar. 


Armamos campamento y cocinamos la comida (hoy me dio hasta pena tomarle foto de lo feo que quedo) a eso de las 8 ya mi papa estaba adentro de la carpa cuando yo veo un carro subir por la carretera cerca al lugar donde estábamos, apague la linterna y espere que pasara. Justo al frente del campamento se detuvo y se bajo una gente, yo medio me asuste pero ya que se dirigían al campamento, prendí la linterna y grite "merhaba" (así es como se saluda en turco) me saludaron y uno de ellos resultó siendo policía queriendo ver nuestros pasaportes! Nosotros se los mostramos, los miró un rato y después de asustarnos diciéndonos que los teníamos que recoger en el pueblo nos los devolvió, se despidió y se fue. 

Ya pasado el susto entré a la carpa. Desde donde estoy escribiendo esto, afuera hay un vendaval del carajo y tengo sustico de que la carpa no aguante! Pero hay que descansar bien, mañana nos toca un paso de frontera! (Quedamos a solo 60 kilómetros de Georgia) 

Foto artística con el atardecer 

Bonus 

Mi viejo enemigo, la letrina 


Desde la primera vez que la usé he odiado esta cosa, acá en Turquía es muy popular, en muchas bombas de gasolina y locales comerciales usan esto en vez de un inodoro. Esto me a enseñado a apreciar cosas que antes daba por "sentado" ! 












Mientras tanto en Colombia

Hola papa, como te parece que troché por primera vez desde hace 4 meses.

 

Me di cuenta que había salida a montar  el lunes y la salida era el domingo, le dije a la mama y a esperar. Esa semana ha sido de las más largas de mi vida. En el colegio era pensando en la salida, en la casa ¡En todas partes estaba pensando en esa salida!. El viernes llevé la bicicleta a que le hicieran mantenimiento porque no la había utilizado hacía ya 4 meses. La lleve y la reclame al otro día. El sábado en la noche me puse a alistar todo para el domingo, cogí el camelback, las barritas, el casco y todo lo que me iba a poner el domingo. Me fui a dormir. Casi que no me duermo esa noche , daba vueltas y vueltas y nada que me dormia hasta que por fin me dormí.

 

Me levante a las 5:10 am porque me iban a recoger a las 5:45 am, me vestí y desayuné. Sentí el celular sonando entonces fui a contestar y como te parece que era Raul, ya había llegado y nosotros ni salido. Me afane para no llegar más tarde. Me monté en la bicicleta y nos fuimos para el Consumo. Llegamos, montamos la bicicleta y nos fuimos porque la trocha era en el Peñol. Llegamos al Peñol saludé a todo el mundo, me comí uno de los mejores pandequesos que me he comido en mi vida y salimos.

 

Al principio montamos en pavimento para llegar a la carretera destapada y ¡A montar se dijo! Empezamos en una bajadita pero la dicha me duro poco porque nos tocaba empezar a subir. Subí sin prisa pero sin pausa porque mi reto de esta trocha no era quedar de primero sino terminarla porque era mi primera trocha después de la quebrada de  mano, entonces subia lento pero sin parar. En esas estuvimos subiendo bastante y bajando poquito gran parte de la trocha. Tocó una bajada super bacana ya que quedaba al lado de la represa entonces pare un momento con varias personas a observar el paisaje, después de un minuto seguí para ganarles ventaja. Había una parte en la que había un policía acostado en la carretera destapada y como era en bajada lo salté, que susto porque casi que no paro para tomar la curva ahí sentí  las maripositas en el estomago.

 

Ahora si empezamos a bajar en forma, ahí si baje ¡ Como alma que lleva el diablo! Eso me acostaba en las curvas a lo Moto GP pero obviamente sin tocar el piso con las rodillas porque me las raspaba. En una de esas curvas no la vi muy bien porque al principio se veía abierta pero después se cerraba, entonces yo dije ¡Uuuy quieto! Porque si mecomia esa curva caía en un alambre de puas, pero como soy de los mejores ciclistas de montaña del mundo nada paso.

 

Llegamos otra vez al pavimento e íbamos a subir a la réplica de la plaza del Peñol antes de que lo inundaran. Subimos y ahí nos quedamos un rato, una gente se tomo fotos y después nos fuimos para el punto de inicio.

 

Y ustedes¿ qué? ¿cómo va todo sin su adorado hijo e hermano?

lunes, 27 de abril de 2015

La familia turca

27 de abril, día 267


La zanja sirvió de maravilla ! Dormi seco toda la noche, ¡mas bueno! Por supuesto esto no me beneficío esta mañana, me tarde una buena media hora para pararme después de estar "despierto", a paso de zombie levantamos el campamento y en 2 horas estaba listo para salir 
La primera mezquita de la mañana 

Después de 5 minutos por carretera secundaria salimos a una súper autopista por la que decidimos seguir, ya que el desvío para meternos por carreteras más pequeñas es de 200 km. Al cabo de media hora de carretera muy monótona paramos a buscar desayuno.

 
Se me cumplió el deseo, otra vez sopa de lentejas acompañada de té

Después de eso continuamos por el mismo tipo de carretera, la mañana iba transcurriendo, los kilómetros pasaban y lo único que nos hizo bajarnos de las motos fue que encontramos una tienda de repuestos y ya que estamos bajos de neumáticos tratamos de explicarles mediante señas lo que necesitábamos.


Nos entendieron que necesitábamos pero no había, así que nos limitamos a tomar el té que nos ofrecieron, De ahí otra vez no emprendimos camino hasta que nos encontramos esta belleza al lado de la carretera. 

 
Es una canilla! Al parecer los musulmanes tienen la buena costumbre de poner una de estas afuera de su casa para que los viajeros se refresquen. Nosotros como buenos paisas y no habiéndonos lavado el pelo en 4 días la utilizamos para algo un poco distinto (nótese el champú). 

Ya limpios y descansados seguimos hasta que nos dio hambre (debo confesar que no fueron más de 10 minutos desde la otra parada). El almuerzo fue muy sencillo; 400g de carne (porque fue pesada) cebollas, pimientos y mucho pan.


En medio de la comida discutimos el plan para el resto del día y la idea era avanzar otros 150 km para quedar a 300km de la frontera con Georgia. Este plan duro 20 minutos hasta que antes de que termináramos la comida se largara un aguacero y decidimos hacer pereza un rato mientras pasaba. 



40 minutos después, cuanto se calmo la tempestad cambiamos los planes y decidimos que íbamos a avanzar solo 40 km hasta un pueblo llamado Fatsa, en donde nuestro anfitrión de Estambul tenía familia y nos había dicho que nos podíamos quedar. 

Nos vestimos para la lluvia y salimos, afortunadamente no llovió ni una gota mas y perdimos la puesta de de los impermeables, pasados 30 minutos llegamos a la ciudad y mediante mis habilidades de ubicación logramos llegar a la casa de la familia.

La familia turca: 

Al llegar a la casa yo no se como es que casi no me reconocen, nuestro amigo en Estambul les había preguntado si nos recibían y nos estaban esperando. En fin, lo primero que hicieron fue recibirnos y presentarnos a toda la familia, la comunicación era muy tortuosa porque ellos no hablaban inglés y nosotros no hablamos turco así que ahí a punta de Google translate algo entendimos. Luego  de hablar con ellos un rato nos dijeron que ellos nos daban comida pero que nos tocaba dormir en la carpa, yo hoy esperaba comer atún con pan y dormir en carpa entonces cualquier mejora sobre eso era una ganancia. 


Armamos la carpa y volvimos a subir a hablar, al rato nos dijeron que estaba lista la comida, no voy a mentir, le tenía una fé muy grande a esa comida. Pero la comida fue tan buena sino mejor de lo que me la esperaba. 


Mientras comíamos todos reciclaban y nos trataban de hablar! La que me parecía más charra y hasta me dio pesar fue la abuelita (la que tiene gafas) porque, nos hablaba, no le entendíamos, le decían en turco: "no le entienden", entonces ella lejos de frustrarse volvía a repetir lo mismo,ben el mismo turco pero lo explicaba mas duro y con las manos!. Así igualito, me imagino a mis dos abuelas recibiendo a un extraño en la casa, que ternura. 

La comida era sopa de tomate con pollo, yogurt agrio, ensalada, papas a la francesa y una carne como de hamburguesa pero mucho más aliñada. 

Ya por la mitad de la comida, llego el dueño de la casa (el tío de nuestro amigo en Estambul) quien estaba trabajando, nos vio e inmediatamente nos empezó a hablar utilizando el mismo método! Yo no creo que los de Google se imaginaran la variedad de cosas para las que usarían su invento. En esas nos pasamos un rato y ya al final nos dijo que el creia que nos iba a dar frío en esa carpa que mas bien durmiéramos adentro, además agregó que éramos muy buenos huéspedes ( que orgullo). Al terminar la comida se llego la hora del té y nos tomamos un par de copas, luego bajamos a desarmar la carpa lo cual no tardo mucho tiempo y al fin, volvimos a subir para tomar mas té y conversar otro rato.

Tomando té y como bocadillo nueces.

Ya entrada la noche empezamos a hablar de colombia, fútbol y el viaje. Esta conversación termino en ellos regalándome una camiseta del equipo local de fútbol. 


Efectivamente estaba muy contento por mi camiseta. 

Empiezo a tener la creencia que la amabilidad humana es infinita, jamás pensé que una familia como esta recibiría con los brazos abiertos a alguien y demostraría tal hospitalidad y afecto. 

A eso de las 10 30 nos fuimos para nuestra habitación a preparar la dormida. 
Hoy escribo desde un sofá cama cubierto por una cobija, muy feliz por lo que hice hoy y con muchas ganas de mañana hacer muchos kilometros para acercarme a la frontera con Georgia 









El futuro ingeniero Turco

26 de Abril, día 266

Hoy después de levantar el campamento manejamos hasta el pueblo más cercano para buscar el desayuno, al llegar allá lo primero que vimos fue un señor muy amable que nos pregunto en un ingles algo roto -¿están buscando desayuno? - si estamos buscando -¡acompáñenme! Nosotros por supuesto lo seguimos, el nos llevo hasta un café, nos hizo sentar y ordenó un par de platos para nosotros, mientras traían el pedido nos contó una de las historias más inspiradoras y bacanas que he escuchado en este viaje.   

Hace 3 años sufrí un accidente de tráfico en el cual mi cabeza golpeo fuertemente el airbag, tuve daño cerebral severo y debido a este perdí mi memoria durante dos años. Afortunadamente este año pude empezar a trabajar de nuevo, soy un tecnólogo en electricidad. 

Hasta ahí ya nos tenía intrigados y pensando que que Man tan verraco pero a continuación agregó: 

En este momento estoy preparando un examen de admisión a una universidad, quiero estudiar para ser ingeniero, no creo que me acepten en una universidad pública (dijo que había perdido 50% de su capacidad cerebral), pero tengo algún dinero ahorrado y trabajare mientras estudio de forma que pueda pagar por una universidad privada. 

Ya en este momento nos habían traído el desayuno, pero yo estaba ensimismado pensando muchas cosas, pero la que mas destacaba era: ¡Que Man tan teso!, esta historia me llevo a reflexionar sobre algo que hemos repetido durante este viaje bajo muchos contextos y es que sin importar las limitaciones o dificultades, cuando se tiene una meta (o sueño), y uno de verdad se empelicula, le mete ganas y se cree capaz de hacerlo, no hay nada en el mundo que lo pare, así se trate de estudiar una carrera o darle una vuelta al mundo. 


Pedro con nuestro nuevo amigo, su nombre era Emre. La estatua es de Atarurk, héroe nacional de la nación turca y su primer presidente. 

El desayuno fue una sopa de lentejas licuada que estaba muy buena, Emre dijo que los turcos desayunan así todos los días, ojalá mañana encontremos otra sopa de esas. 

Ya comidos y después de tomar uno... O dos tés nos dispusimos a salir, tratamos de pagar pero nuestro anfitrión se adelantó y haciendo gala de la amabilidad turca, pago por nosotros. Emre muy amablemente también nos dijo que nos quedáramos un día en el pueblo, pero tuvimos que rechazar profusamente. Al ver que no había forma de convencernos se ofreció a escoltarnos, en su carro, hasta la salida del pueblo. Ya montados en las motos y andando mi papá me dijo por el intercom que veía la llanta de atrás de mi moto bajita de aire, le respondí que si, que se sentía graciosa la moto. Ya que llevaba menos de un día desde que revisé la presión asumí que estaba pinchado, entonces toco alcanzar a Emre y explicarle el nuevo problema, dimos una vuelta de 180º y nos devolvimos para el pueblo a que arreglaran eso, no estábamos de ánimos de cambiarla nosotros. 

Para resumir, como era domingo todo estaba cerrado entonces nos toco bajar la llanta y mientras mi papá cambiaba neumático, yo reparaba el viejo. Después de terminar tomamos té y finalmente salimos. 


El equipo de reparada de neumático

El recorrido de hoy estuvo muy distinto a ayer, el cielo estaba nublado, el ambiente estaba frío y la carretera pasaba por el medio de un bosque. 


En todos los pueblos hay por lo menos una mezquita, y aquí un pueblo son 3 o mas casas juntas, entonces imagínense la cantidad de mezquitas


Las motos con el paisaje

El día transcurrió sin percance y a eso de las 3 de la tarde la pequeña carretera se convirtió en una gran autopista, ya a esta hora andaba viendo el cielo muy gris y estaba esperando a que empezara a llover en cualquier momento. Transcurrieron dos horas y nada ! Se llegó de buscar donde íbamos a acampar y seguíamos secos :). Armamos la carpa rápidamente e hicimos nuestra versión de una zanja ( por favor si algún scout o alguien que tenga mediana idea de como hacer una zanja lee esto me da retroalimentación sobre esta) 

La carpa y la zanja

Al terminar con esa obra de ingeniería nos dispusimos a cocinar y a prepararnos para dormir. 

La comida de hoy, pasta con ensalada (enlatada) 


Yo creo que los turcos tienen algún complejo con disparar, en todo lugar en el que acampamos nos encontramos unas cuantas (docenas) de estas. 

Escribo hoy sentado desde la carpa, escuchando como las gotas de lluvia golpean el techo y rezando porque la zanja funcione y amanezca seco.








sábado, 25 de abril de 2015

Carretera de ensueño

25 de abril, día 265

Nada como levantarse después de una buena noche de sueño. A las 7:30 que sonó el despertador fue que me di cuenta que la noche anterior no había sentido frío! Las precauciones adicionales sirvieron. Después de la levantada recogimos el campamento en tiempo récord, 1 hora y media! Y a eso de las 9 estábamos listos, habíamos quedado con nuestros nuevos amigos turcos de desayunar a esa hora, pero los esperamos 20 minutos y no aparecieron, entonces decidimos ir a buscar algo para comer al pueblo.

Listos para salir 

En el pueblo encontramos una panadería donde vendían algo así como pasteles de queso, yo la verdad no le tenía nada de fé y solo pedí uno, después de dar la primera mordida mi fé aumento y compré otros dos, los vecinos de la panadería nos vieron comiendo eso solo y nos ofrecieron té para pasarlo, nosotros por supuesto aceptamos !

El pastel del desayuno 

La panadería 

Carretera de ensueño. 

Hoy fue uno de los días en los que me pregunto como hace tanta gente para vivir sin montar en moto! 

Después del desayuno tomamos una serie de carreteras secundarias muy bonitas que pasaban por una especie de campiña, el sol estaba radiante, la temperatura era de unos 20 grados, no me imaginaba como podía ponerse mejor. En esas la carretera hizo una curva rara y nos encontramos con una vista increíble, el mar negro estaba en frente de nosotros y la carretera seguía paralela a el, pero no como en Colombia que la costa es derecha, no, aquí la costa esta llena de desfiladeros y hay muy poca playa, por lo tanto la carretera es pegada al mar pero muy curveada (lease divertida).



 

No podía faltar la foto artística posando 

La gran mayoría de los 240 km por los que condujimos hoy fueron por carreteras que yo consideraría de ensueño, de algo de lo que estoy seguro es que hace muchos años cuando se inventaron esto de salir a montar en moto por placer, tenían que tener en mente una carretera como la del recorrido que hice hoy. 

Ya entrada la tarde decidimos parar en una bomba que tenía un market para comprar agua y galletas para la comida, ya nos íbamos a montar otra vez en las motos cuando... 
Nos ofrecieron té y nada que hacer, aceptamos y con toda la paciencia del mundo nos lo tomamos. De nuevo me sorprende la amabilidad de los turcos, recordé las pocas bombas en Colombia en las que te ofrecen agua, pero lo importante es que con ese detalle unos e siente atendido. 

Hoy la acampada fue al lado de un arroyo a 100 metros de la carretera principal 


El delikassen de hoy, "greshna" que es una comida tradicional rusa que trajimos de nuestras 2 semanas allá y atún.



Escribo desde el campamento escuchando como en una mezquita q lo lejos llaman a la oración 









Los turcos

24 de abril, día 264
Hay muchas malas maneras de empezar un día, pero este día empezó con dos que son particularmente molestas. Después de escribir el relato de ayer me fui a dormir cubierto solo por mi sleeping mountain hardware al que le tenía mucha confianza, pobre iluso, no era la 1 am y ya me estaba muriendo de frío, desde ese momento mi noche se convirtió en esperar que saliera el sol para que caliente la carpa y pudiera dormir bien, mi papa estaba en las mismas entonces no hubo mucha discusión sobre hasta que hora dormíamos sino que esperamos hasta que nos levantáramos naturalmente, esto sucedió a las 8:30 am. Después de la desaperezada respectiva, nos pusimos a levantar el campamento lo cual, debido a la falta de practica nos tomo dos horas. Pero por fin estábamos listos y con todo empacado, cuando me percato que la llanta de atrás de mi moto estaba desinflada del todo, con una cara de aburricion extrema me puse en plan pinchazo! Bajar llanta, cambiar neumático, dañar el neumático nuevo montándolo, volver a bajar, en fin... A las 12 y media estábamos listos por segunda vez en un día. 


Saliendo del campamento

Después de 5 minutos de camino, paramos en una bomba a echar gasolina, que jartera cuando me di cuenta que iba a costar 70 liras turcas cada uno, mas o menos 70000 pesos. Al terminar de tanquear todo iba mejorando: el sol ya estaba calentando el ambiente, no había una sola nube en el cielo, la carretera estaba bacana y tenía al mar negro a mi izquierda. 


La vista 

A eso de las 3 ataco el hambre pero hoy íbamos muy bien preparados 


Nuestra definición de un almuerzo saludable, maicitos, pan y atún 

La carretera no cambio mucho en el resto de la tarde, un poco de destapado, un poco de autopista, pero en general muchos caminos secundarios 


A eso de las 5 paramos buscar gasolina y wi fi, fuera de la misma cuenta dolorosa no hay nada que decir. Después de salir de la bomba empezamos a buscar un lugar para armar la carpa, al cabo de una hora y media, mi papá encontró una carretera que salía de la carretera principal, al final de esta no había nada! Era el lugar perfecto para acampar. Mi papa el verlo dijo:  "por aquí no creo que pase nadie, armemos aquí" aprovechando los últimos minutos de sol armamos la carpa. 



No había pasado un minuto de haberla armado cuando en la lejanía vemos dos personas en moto acercándose! Yo mire a mi papa el me mirlo a mi y nos quedamos preguntándonos, que querrá esta gene y mas importante, que hace esta gente acá en la mita de la nada... 

Los turcos: 



La gente resultó siendo los turcos mas queridos del mundo ! Después de la foto nos empezaron a hablar (mediante Google translate), lo que resultaron queriendo fue invitarnos a una cerveza, una salchicha y a bailar música turca, para hacer esto uno de ellos tomo su moto y fue hasta el pueblo más cercano mientras los otros recolectaban leña para la fogata en la que íbamos a asar las salchichas. El tipo volvió y con mucho ánimo empezamos a tomar cerveza y a comer.  Me parece sorprendente la amabilidad de la gente, estos sin siquiera conocernos se tomaron la molestia de ir hasta el pueblo comprar los víveres para atendernos bien, incluso al ver nuestra carpa nos ofrecieron su casa para dormir (esta la tuvimos que rechazar porque ya estábamos enfiestados con la cerveza) 



La moto de uno de ellos ! 

Hoy escribo desde la carpa de nuevo, después de una noche mágica disfrutando de la amabilidad de la gente local, que buen sentimiento. 

Ah y hoy fuera del sleeping pecueco tengo dos busos, una sudadera, dos pares de medias, un gorro, una bufanda... Ojalá si sirvan y pueda dormir cómodo

viernes, 24 de abril de 2015

Segunda parte, día 1; un nuevo comienzo

 23 de abril, 2015 

Me levante a las 7 de la mañana, no tuve suficientes horas de sueño. Pero bueno nada que hacer, me arregle de la manera más rápida que pude y salí por la moto, estaba muy emocionado llevaba más de un mes sin viajar así, en el trayecto al parqueadero tuvimos la mala suerte de que empezó a llover, entonces toco esperar un rato a que escampara. Finalmente cuando volvimos nuestro anfitrión nos estaba esperando para desayunar, pero queríamos salir a desayunar a uno de los restaurantes aledaños! Besiktas es conocido por sus cafeterías que solo sirven desayunos. El desayuno era una cantidad increíble de comida, primero que todo el pan es ilimitado entonces uno pide una porción de cualquier cosa y le traen pan hasta que uno se pare de la mesa ! Lo que pedimos fue entonces: aceitunas, dos tipos de queso, huevos, crema con miel, ensalada huso de tomates y posiblemente algo mas que se me olvida ! 

El caso es que después de terminar estaba listo para una siesta, desafortunadamente tenía que terminar de empacar, lo cual me tardo un par de horas, pero al final estuve listo, era tiempo de salir! Después de las despedidas respectivas con nuestro anfitrión, decidimos seguir el GPS al pie de la letra... Mala idea, en menos de lo que canta un gallo estábamos en un taco enorme, mientras veíamos a nuestro lado una autopista libre y en la misma dirección que íbamos, al cabo de una hora y media logramos salir! 

De ahí en adelante manejamos por caminos muy secundarios, siempre viajando al Este. El trayecto nos llevo por paisajes hermosos y especialmente grandes vistas de la costa del mar negro! 


Los caminos muy secundarios 





El mar negro


A eso de las 6 d ella tarde decidimos que era hora de buscar un lugar para acampar, en un par de kilómetros encontramos una salida de la carretera hasta un lugar bonito, solo había una persona en los alrededores que sin importar que solo hablaba turco se mostró muy amable! Por la noche después de comer mi papa decidió hacer una fogata y sorpresivamente fue todo un éxito. Hoy escribo desde la carpa escuchando las olas del mar negro que me arrullan