miércoles, 11 de marzo de 2015

Un dia en el equipo de ColombiaRTW

Por Manuel Gómez.

Como les parece que hoy estuve con el equipo de ColombiaRTW. Nos levantamos como a las 8 de la mañana con ese friito que hace en Estambul, no me quería levantar, quería quedarme durmiendo en la cama ya calientica pero me toco levantarme porque teníamos que hacer muchas cosas.

Desayunamos, nos bañamos, nos alistamos y salimos por las motos. Mi hermano iba adelante en la moto y yo de parrillero en la moto de mi papá, íbamos conversando por el sena (un intercom en el casco) y de un momento a otro deje de oir a mi papá, entonces le empecé a gritar porque estaba haciendo mucho frío y no me quería levantar la visera, mi papá me alcanzo a oír y entonces paramos y me reviso el casco y efectivamente se había caído el sena, así que entonces mi papá salió caminando a paso rápido para ver si lo podíamos encontrar porque estábamos en una autopista. Mi hermano y yo nos quedamos con las motos parqueados en una esquina esperando a mi papá, en esas pasó un bus que le señalo a mi hermano que le moviera la moto porque él iba a pasar. Daniel empezó a mover la moto y como al segundo el bus intentó pasar y tumbó las motos, mi hermano se quitó justo a tiempo porque casi que la moto le cae en un pie. El bus siguió y Daniel empezó a correr y a tocar el vidrio del bus para que  parara y que discutieran sobre el tema, porque el bus cuando empujó la moto tumbó también la de mi papa y a ésta se le quebró el espejo, el busero siguió y empezó a insultar en turco (no se hablar turco pero me imagino que por la situación las palabras no eran de cariño) y siguió.  Daniel se montó al bus e intentó pararlo, pero el busero le iba a cerrar la puerta y a seguir, entonces Daniel se bajó y se devolvió para donde las motos. Paramos la moto de Daniel, cuando estábamos parando la moto de mi papa unos policías iban para donde nosotros y entonces nos imaginamos que nos iban a partir por mal parqueados o algo así, afortunadamente no  nos partieron sino que nos ayudaron a parar la moto de mi papa. Después llegó mi papa con la noticia de que había encontrado el sena, solo que totalmente destruido y aplastado, la situación no fue la mejor porque era mi primer dia con el equipo de ColombiaRTW pero seguimos sin malgeniarnos.

Después fuimos a la embajada de Mongolia, en el trayecto paramos en un lugar que no tenía que ver nada con un consulado así que miramos en el GPS donde era el consulado, lo encontramos y después fuimos a donde era éste y empezamos a timbrar y nada que abrían, esperamos con unos Mongoles (habitantes de Mongolia) afuera y una señora llamó al consulado para que fueran. Entramos al consulado y un señor empezó a hacerle unas preguntas a mi papá y a mi hermano y mi papa como todo un viejito empezó a hablarle del viaje y cosas así, después les entregó un formulario para la visa, entonces lo llenaron y lo entregaron. Después el señor que pensábamos que era el recepcionista nos entregó un papel y decía que el era el cónsul,  todo el tiempo que estábamos ahí pensábamos que el señor que nos estaba atendiendo era el recepcionista y que después teníamos que ir a donde el cónsul. El nos dijo que las visas había  que recogerlas en dos días pero las vamos a recoger el lunes para que todo esté bien.  Salimos,  nos  pusimos las cosas y seguimos con nuestro día.
Luego del consulado fuimos a donde el mecánico que le tenia que hacer el mantenimiento a las motos. Llegamos al lugar donde nos dijeron que era y preguntamos por Ersoy (Ersoy es el mecánico) y  nos dijeron que no estaba, que llegaba en dos horas. Así que el señor que nos atendió nos dijo que pasáramos y nos ofreció te y empezamos a conversar, conversamos como una hora sobre Colombia y el viaje en general y nos dijo como dos veces que nos respetaba mucho y que muy bacano ese viaje (estábamos conversando en inglés) en un momento de esos llego Ersoy. Entonces nos dijo que nos fuéramos para donde era el taller, también nos dijo que él no era un mecánico que tenia un amigo que era mecánico y que era muy bueno con ese tipo de motos. Mi papá y mi hermano se fueron detrás de él y yo me fui en el carro con el. El taller era como a cinco minutos en carro, llegamos y empezamos a conversar de las motos y nos dieron Shai (un te tradicional de Turquía) seguimos conversando de las motos y después subimos a la oficina de el mecánico y ahí conversamos como dos horas, después nos dijeron que si queríamos almorzar y mi hermano dijo que no porque mi mama había hecho frijoles, ellos empezaron a hablar en turco y hacían una mímica como de alguien pegándole a otro, entonces mi hermano entendió que si no almorzamos con ellos nos iban a pegar entonces muuuuuy sufridos nosotros los acompañamos a almorzar en un restaurante cruzando la calle, la comida estaba deliciosa yo pedí un arroz turco con carne turca y todo estaba muy rico, después nos dieron una especie de burrito, era como un pan especial con lechuga, repollo y limón. Todo estaba delicioso, cuando terminamos le dijimos a Ersoy que cuanto íbamos a pagar y él nos dijo que el jefe ya había pagado.Después fuimos otra vez al taller y le dije al jefe que muchas gracias por la comida en turco y él empezó a reir y me pego una palmada en la espalda, conversamos otra media hora, nos despedimos y nos fuimos.

Ersoy nos dejó en la estación más cercana de subterráneo. Bajamos y compramos el tiquete fuimos a donde se esperaba el tren y como a los dos minutos llego. Nos montamos y viajamos hasta la estación Taksin, ahí nos bajamos y caminamos hasta el apartamento.

Cuando llegamos al apartamento estaba mi mamá muy contenta porque habíamos llegado y cuando le contamos la historia nos dijo que eso era por andar conmigo.

El día estuvo entretenido porque conocí como es hacer todas las vueltas y que a veces las cosas no salen como uno lo esperaba, y uno no se puede quedar renegando, uno tiene que seguir para adelante.