lunes, 23 de marzo de 2015

El Green Tour y la montada en globo

Por Manuel Gómez.

El Green tour y la montada en globo

Seguimos en Cappadocia haciendo turismo y les cuento que  es de lo mejor que he hecho en mi vida.

Antier intentamos ir a montar en globo pero el mal clima y la nieve no nos dejaron así que decidimos que íbamos a hacer el Green Tour ese día. Nos levantamos a las 8:40 y nos empezamos a organizar para hacer el tour. Salimos y estaba nevando y había nieve y hielo por doquier, fuimos a desayunar a un café que queda a cinco minutos caminando, pero esos cinco minutos fueron eternos con ese frío. Llegamos y pedimos unos salep y un tipo de lasaña pero sin carne, solo la pasta. Les digo que los turcos si comen bueno, esa lasaña era de otro mundo, la pasta era suavesita , tenía un tipo de queso que combinaba muy bien con la pasta y un hojaldre que era delicioso. Había mucha pero mucha nieve afuera y ya estábamos en ¨primavera¨, yo no me imagino cuanta nieve caerá en invierno. Terminamos y nos dedicamos a esperar el bus, en esas el señor del café salió y me llamó, entonces salí ¡Pum! Una bola de nieve me impacto, así que comenzó la guerra. La nieve es suavesita pero si uno la comprime queda como una piedra. No tenía guantes para la nieve ya que pensamos que no iba a caer en nuestra estadía en Turquía, entonces el frío ya empezaba a hacer efecto, las manos no las sentía y me empezaban a doler porque no tenía guantes. Le tiré una bolota de nieve a él y salí corriendo para el restaurante para  calentarme las manos. Esperamos otros diez minuto y llego el bus. Nos montamos y empezamos nuestro Green Tour.

En el bus habían cuatro personas y con nosotros eran ocho. Salude a unas señoras en inglés y les converse durante dos minutos, eran españolas. Después nos reímos un rato y seguimos hablando en español. Salimos y el guía empezó a dar indicaciones e información general del tour. Primero íbamos a ir a un monasterio. Llegamos y vimos esa cantidad de nieve nunca antes vista, me emocione porque la nieve era de lo mejor que me pudo haber pasado en el viaje. Empezamos a subir y caminar en nieve no es como en las películas, es mucho más frío y a veces se formaba hielo, entonces uno se alisaba un poquito, incluso a veces hasta alcanzaba a tocar el piso con la nalga. El monasterio era asombroso, primero fuimos y nos explicaron sobre los establos, esto es muy interesante porque  hacían un establo en una pieza, tenía las amarraderas y los abrevaderos tallados en la pared. Seguimos subiendo y se vino la parte  maluca de la nieve, se hizo hielo en una lomita entonces fue muy duro duro subirla porque uno se alisaba, la teníamos que subir demasiado despacio para no caernos. Alcanzamos a terminar y fuimos a la cocina del monasterio, ésta no tenia el microondas hecho en piedra, era una simple cueva con un desnivel en la parte derecha, no se como adivinaron que esa era la cocina, lo que si tenía muy bacano era la vista. Más arriba del monasterio estaba la iglesia y la catedral, así que mi papá, mi hermano y  yo subimos para conocerlas, mi mamá se quedo porque había hielo y la subida era mucho más inclinada que las anteriores. Llegamos a la iglesia y quede sorprendido, esta era gigantesca y tenia túneles, habitaciones, escaleras y salas. Adentro estaba más caliente que afuera, pero tampoco me quite la chaqueta porque no estaba tan caliente. Exploramos, exploramos y exploramos y nos quedaban más cosas por explorar, era gigantesca la iglesia. Seguimos para la catedral, en el trayecto jugué guerra de nieve con mi hermano, pero él tenia la ventaja ya que si tenía guantes para nieve, entonces le tiré tres  bolas de nieve y a correr se dijo. Llegamos a la catedral y vimos que ésta no era tan grande como la iglesia-dormitorio, pero tenía un par de túneles .Tomamos algunas fotos y bajamos donde mi mamá porque estaba solita. Nos encontramos con ella y nos dijo que el resto del tour se había ido, que ya estaban en el bus y entonces yo pensé que nos iban a dejar y que nos iba a tocar tomar un bus hasta Uchisar así que afanamos el paso, llegamos a la parte del hielo y mi hermano y yo nos caímos y nos deslizamos cinco metros hasta que frenamos con una pared. A mi mamá si le ayudamos para que  no le pasara nada porque la caída dolió mucho. Seguimos bajando hasta que llegamos donde nos había dejado el bus y que dicha la nuestra que el guía nos estaba esperando con un paraguas, ¡Que felicidad!. Entonces nos montamos y emprendimos nuestro camino al almorzadero.

Llegamos a donde nos teníamos que bajar para caminar hasta al almorzadero porque por la nieve la busetica no podía pasar. El guía nos dijo que había que caminar ¨quince minutos¨ pero quince minutos en turco es una hora en español, caminamos, caminamos y caminamos con ese frío y el piso liso, pero en todo caso que caminata tan bacana, el paisaje era asombroso y la nieve le daba un toque especial. Caminamos otro poquito hasta que el hielo empezó a hacer efecto, uno corría un poquito y era capaz de deslizarse dos metros. Llegamos al restaurante donde íbamos a almorzar, nos sentamos, conversamos y después nos preguntaron que queríamos, yo pedí un pollo con arroz. Llego el almuerzo y vuelvo a decir esos turcos si comen muy bueno, todo estaba delicioso, el pollo, el arroz y el te ¡Una delicia!. Terminamos y otra vez a caminar pero para arriba, nos demoramos una hora en llegar al carro y después nos fuimos para la ciudad subterránea de Derincuyu.

Montamos como media hora en carro y llegamos a la ciudad subterránea. Cuando les digo una ciudad es una ciudad subterránea, tenia establos, añejadores de vino, puertas, conductos de aire, salidas de emergencias y túneles de más de siete kilómetros de distancia. Bajamos al primer nivel y encontramos un establo, habitaciones y la cocina, el guía nos explico un poco sobre los sistemas de seguridad ya que en la época que la usaron a los cristianos los asesinaban, entones la seguridad era lo primero, el sistema más usado era el de alerta animal, si los animales hacían ruido los enemigos estaban ahí. La ciudad tenia nueve pisos ya que en ella vivían 10.000 personas, bastantes para vivir en un sótano. Bajamos, y las escalas se hacían más pequeñas entonces a uno le tocaba agacharse y le empezaba a dar dolor de espalda porque tocaba bajar y subir como cien escaleras agachado. Llegamos al conducto de ventilación que le daba oxigeno a todo el recinto, este es un hueco como de 40 metros y se conecta con todos los pisos de la ciudad. Tomamos unas fotos y volvimos a subir porque nos quedaba visitar una joyería turca.

Nos montamos al carro con  frío porque ya era de noche entonces estar afuera era un reto. Llegamos a la joyería y bajamos al taller para ver como hacían un huevo tallado en onyx (onyx es un mineral proveniente de Cappadocia muy parecido al mármol). En la joyería había un guía que nos iba explicando paso por paso lo que el joyero hacía. El joyero puso el mineral en una maquina que daba vueltas para el poder tallarla, la maquina tenía como un cincel que se acercaba y se alejaba a gusto de él. Después saco el pedazo de mineral con forma ovalada y lo puso en otra maquina que daba vueltas y tenía unos pedazos de lija para que quedara lisa la superficie. El guía explico esa parte del proceso y después pregunto ¨¿Quién recuerda mi nombre?¨ y yo ni idea, el resto de gente empezó a decir nombres y nombres, y yo sin ninguna idea ni recuerdo de su nombre, cuando mi papá”grito: ¨Mustafᨠy efectivamente ese era el nombre, entonces él se gano la escultura. Después de eso salí a tomar fotos a Uchisar porque se veía iluminado y muy bonito y después de eso nos fuimos al hostal para dormir.





La montada en globo:

Nos levantamos a las 4:20 a.m. porque teníamos que estar en la agencia a a las 4:45  para desayunar y para que nos dieran instrucciones de aterrizaje y del vuelo en general. Desayunamos y nos fuimos para el lugar de despegue, ya faltando como un minuto para llegar yo voy viendo una montaña blanca y era el globo, el tamaño del globo es por ahí 30 o 40 metros de alto, era ¡Gigantesco!. Llegamos al lado del globo y lo estaban inflando, para inflarlo utilizan un ventilador ultrapotente y ya cuando esta casi terminado utilizan los quemadores para acabarlo de parar, los quemadores tienen tanta potencia que se puede sentir el calor a 10 metros de distancia. Acabaron de parar el globo y nos montamos. La canasta de los globos no es como las películas de una o cuatro persona, la canasta es de 20 personas. Empezamos a elevarnos, los primeros 10 minutos estuvimos pegaditos    al suelo y después nos elevamos otro poquito. Avanzamos otro poquito y vi una de las cosas más bacanas que he visto en mi vida, un globo de nuestra compañía estaba pasando por un cañón, casi que tocando las piedras, yo hasta me asuste un poco. Mientras más avanzábamos íbamos  viendo más y más globos, yo creo que poquita la mano habían 40 globos ¡Que locura!. Después estuvimos al frente del otro globo de nuestra compañía y los pilotos de los globos hicieron que los dos globos se tocaran como si se estuvieran dando un pico, esto también me asusto porque estábamos a más altura y yo pensé que de pronto se le iba a hacer un hueco al globo y  nos caeríamos y probablemente nos mataríamos. Menos mal nada de esto paso, por eso les puedo escribir esto hoy. Nos elevamos hasta llegar a una altitud de seiscientos metros y esto fue muy bacano porque podía ver todos los globos y también se podía ver Cappadocia desde un diferente punto de vista. Después el piloto dijo que íbamos a descender, nos pusimos en la posición que nos habitan dicho en la agencia, y comenzamos el aterrizaje. Yo pensé que íbamos a caer en alguna parte de Cappadocia y que los camiones iban a ir por nosotros pero sorpresa nuestra que aterrizamos en el tráiler del camión, esto yo creo que ha sido lo más preciso que he visto en mi vida ya que el tráiler tenía el tamaño de la canasta. Nos bajamos nos tomamos una foto con el globo desinflándose y después sirvieron champaña y vino (a los adultos) luego de terminarse la champaña y el vino, nos montamos a la camioneta y nos vinimos para el hotel a dormir porque apenas eran las siete de la mañana.




Hay dos cosas que si uno no las hace cuando viene a Turquía, no vino a Turquía, la primera es el baño turco y la segunda la montada en globo esa es imperdible.