domingo, 15 de marzo de 2015

Bosforo y baño turco

Por Manuel Gómez.

Como les parece que ayer estuvimos en la parte asiática de Estambul y hoy mi hermano y yo nos fuimos a probar lo que se llama un baño turco.

Ayer teníamos que comprar unas botas para mi papá, entonces nos levantamos nos encachacamos y salimos a tomar el ferry para cruzar del lado europeo al lado asiático de Estambul, compramos los tiquetes y nos toco correr para que no nos dejara porque salia como en dos minutos, cuando nos montamos buscamos asientos en el primer piso y esperamos hasta que partiera. Cuando salio el ferry paso un hombre ofreciendo chai, un estilo de colada de maizena y unos sanduches de queso y mortadela. Nosotros le compramos una colada de maizena y un sanduche de queso, a la colada de maizena le echan canela como para darle mas sabor , el sanduche también estaba muy bueno porque  era un pan como de sanduche cubano y el queso estaba derretido pero no estaba muy caliente. Cruzar el ferry fue muy bacano porque yo pensaba que era una lancha chichipata, pero no, eso es muuuucho mas cache de lo que yo pensé.

Y hoy nos levantamos a las 12 del día y estaba lloviendo, así que decidimos quedarnos en el apartamento, mi papá me dio la recomendación de ir a un baño turco, entonces busque y encontré que uno se metía en pelota entonces yo no le veía futuro a  eso, yo no se como pero me terminaron convenciendo así que nos alistamos y nos fuimos. Para el baño turco mi hermano y yo nos fuimos caminando, hoy el clima era el mas frío que nos había tocado en nuestra estadía aquí en Estambul, así que aceleramos. El lugar era un sótano, entonces yo pensé que eso iba a estar muy chichipato. Entramos y se me contradijo todo lo pensado, entramos y el lugar era bonito, había una fuente de mármol y  el piso era de mármol, así que generaba un ambiente agradable. Para entrar al baño turco teníamos que quitarnos todo y colocarnos una toalla, pero mi hermano y yo de montañeros nos quedamos con los calzoncillos y nos colocamos la toalla encima por si las moscas. Entramos al baño y de una se siente el calor, después pasamos a una sala que era donde uno se echa el agua, todo adentro es hecho en mármol, entonces se siente un habiente muy interesante porque todo es blanco e iluminado. Nos sentamos y empezamos a tirarnos agua porque eso fue lo que nos dijeron, este es uno de los pocos baños turcos que el agua es calentada con leña, entonces el agua desde que abre la canilla sale calientisima. Después de echarnos el agua  entramos a una sala de vapor, esta sala es mucho mas caliente que la otra, el aire se siente mucho mas pesado que en las otras salas, uno entra y de una siente el calor, ahí yo dure como veinte minutos y después me salí a echarme agua otra vez. Cuando estaba cuadrando el agua por error toque el agua caliente, así que grite muy duro porque el agua es demasiado caliente, justo después de que me quemara llene una coca con agua fría y remoje la mano un rato, en esas llego mi hermano, le conté toda la vuelta y nos quedamos un rato conversando. Como a los veinte minutos nos llamaron para limpiarnos, nos trasladamos a las canillas de al lado nos sentamos y esa gente nos echo agua encima y con un guante nos empezó a restregar con eso, yo cuando empezaron a restregar a mi hermano pensé: ¨El lleva siete meses  así que el debe de estar muy sucio¨, en esas el me empezó a estregar y yo voy viendo que me salia el mugre, cuando el me estregaba se me formaban grumos negros de mugre, entonces le pregunte a mi hermano que si a el también le salían grumos, y el me dijo que si,  fue muy charro porque yo que me podía bañar todos los días me saliera mugre, después de eso pensé: ¨Yo si soy muy cochino, me sigo estregando muy bien en el baño para que no me vuelva a pasar esto¨. Después de estregarnos nos pasaron a una mesa que había en el baño hecha de mármol, nos acostaron y con un estropajo lleno de jabón, nos pusieron el jabón y nos hicieron un masaje duro, mientras nos hacían el masaje nos traquearon los huesos de la espalda, esto dolió mucho porque el señor  nos ponía las manos nuestras de una forma y después él solo hacia presión y eso nos traqueaba la espalda, después nos voltearon boca abajo y nos enjabonaron la espalda y nos hacían presión en la parte inferior de la espalda , lo que también dolía mucho. Después de eso nos volvieron a sentar, nos juagaron el jabón y nos echaron champú y quedamos listos, nos sentamos otro rato adentro y salimos. Cuando salimos lo primero que nos dijeron fue que nos teníamos que cambiar de toalla porque la que teníamos estaba mojada y nos daban una bolsa para los calzoncillos, cuando salimos nos sentaron en unos cojines y nos trajeron te de manzana, el te era el mejor que me había tomado ¡en mi vida! Superaba cualquier te que me había tomado antes, entonces nos quedamos ahí como media hora, nos cambiamos y salimos.

Después de eso fuimos a tomar chai en una tienda cercana, nos quedamos como hora y media en esas y después fuimos al apartamento a hacer la comida.

Si alguien de ustedes va a venir a Turquía no se puede ir sin ir a un baño turco, es mucho mejor de lo que ustedes piensan.