lunes, 12 de enero de 2015

12 de enero, Nairobi

Que más pues campeón.
En Nairobi nos estamos quedando en la casa de un pastor de la iglesia Pentecostal, ayer nos invito al servicio dominical y nos gustó mucho. Dimos gracias por todo lo bueno que nos ha pasado  y el obispo nos bendijo y entre todos pidieron por que nos fuera muy bien en el resto del viaje y para que lográramos alcanzar nuestro sueño. Hablo mucho de tener una visión ambiciosa en la vida, salir de la zona de confort y trabajar duro para alcanzar esa visión.  Después del servicio Fred, nuestro anfitrión, invito a varios pastores y a sus esposas a almorzar y pasamos un rato muy agradable, pues tengo que decirte que los kenianos tienen un sentido del humor muy bueno, Daniel y yo nos reímos mucho viéndolos molestarse entre ellos y verlos decirse muchos chistes de negros, pues cual de todos más negro pero así se molestaban.


Hoy no logramos avanzar en nada en lo de las visas, en la embajada de Sudán no hubo poder humano de que los convenciéramos de recibir la documentación ya que es obligatoria una carta de la embajada de Colombia solicitando las visas. Así que fuimos a la de Colombia y a pesar de desbordar en amabilidad no nos resolvieron nada, que la embajada de Colombia acá en Kenia no podía atender asuntos relacionados con Sudán, que eso le correspondía a la embajada de Egipto, la cual al final de la tarde respondió que esa carta para Sudán no la podían dar.  Lo último que pedimos fue una carta que dijera que no podían emitir la otra carta, pero nada, que en cualquier caso había que esperar hasta mañana y ver que decidía la embajadora y esa sí nos la podían dar o no.  

Saludos.