domingo, 24 de agosto de 2014

De Cuenca a Bagua Grande

#QueMasPues

Ya andamos por el Perú, ayer salimos de Loja rumbo al sur, pasando por Vilcabamba (una de las ciudades con mayor indice de longevidad en el mundo, Manu la llama la ciudad de los viejitos). Unos 50 km antes de llegar a Zumba se termino el pavimento y continuamos por puro destapao. Hoy también hicimos otros 25 km de destapao (lastrado) para llegar a la pequeña frontera de La Balsa, y digo pequeña ya que esta semana solo han cruzado por ahi unos 10 extranjeros (no peruanos ni ecuatorianos).
El paso de la frontero fue fácil, a pesar de que Daniel esta viajando con la contraseña de la cédula, el asunto no revistió mayores contratiempos.  Una vez cruzada la frontera continuamos por una via impecable, hasta la pequeña localidad de San Ignacio de Loyola para luego descender a un fértil valle, pasar por Jaen, una ciudad donde se comercializa cafe, cacao y arroz, este ultimo ademas de comercializarlo es una gran productora y los sembrados en terrazas son asombrosos.
Y por ultimo llegar a Bagua Grande, una pequeña ciudad caliente, pues se encuentra a 700 msnm, lo cual nos tiene muy contentos ya que llevábamos 3 semanas de solo frío.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Carta para Manuel Gómez, la salida y el inicio del viaje

Cuenca, 13 de agosto de 2014


Manuel Gómez


#QueMasPues hijo, ya han pasado 10 días desde que salimos, y de esa salida te cuento que fue una experiencia muy gratificante verlos a todos ustedes allí reunidos brindándonos esa energía, lo llevaremos siempre con nosotros durante el viaje.

Con los amigos de ColombiaRTW

Ese primer día fue de muchas emociones encontradas, la ansiedad y la alegría de empezar con nuestra aventura, con nuestro sueño, y ese nudo en la garganta de dejar atrás la familia, los amigos y la rutina conocida. Emociones que le fueron dando paso a la alegría de lo que hay por descubrir, de sabernos incapaces de prever lo que ocurrirá pero sabernos capaces de que dejaremos hasta la última gota de sudor en la ruta para culminar nuestro sueño.




Nuestro paso por Cali fue muy fugaz, me acompaña el recuerdo del lunes que salí a correr por el medio de los cañaduzales cerca al hotel donde nos quedamos, fue algo muy lindo sentir el olor dulzón de la caña.

La estadía en Ipiales fue genial, llegamos a eso de las 6, y nos hospedamos en la casa de la mamá de un amigo, comimos Cuy y conversamos sobre nuestro viaje, sobre su vida y sobre la vida en general.

El martes fue un día nuevo para mi, cumplía años tu mamá, y desde que la conozco, desde hace 23 años, es el primer cumpleaños suyo que no pasamos juntos, pero se que le hiciste una celebración genial.
También tuvimos nuestro primer reto para cruzar, y fue el cruce la frontera con Ecuador, pues como sabes, Daniel acaba de cumplir 18 años y no le ha llegado la cédula, así que debimos conversar con un oficial jurídico para que lo dejará entrar, y bueno, después de una severa advertencia de que no lo podríamos volver a hacer, nos permitieron ingresar.

Ya en Ibarra nos quedamos en Cotacachi, y de allí fuimos a Karabuela y pasamos un rato con un artesano tejedor de sacos, y bueno, Daniel no resistió la tentación y se compró uno. Vimos como se juntan las familias para construir las casas, había alrededor de 20 personas trabajando en la construcción de una casa, y todos eran familiares y lo hacían por colaborar y el dueño de la casa los invitaba a almorzar y a unas cuantas cervezas, y que así se han construido todas las casas de esa comunidad, que eran alrededor de unos 3000 habitantes.

Artesano en Karabuela

Pasamos por el mercado de los Ponchos en Otavalo y almorzamos en el mercado, y es una visión muy colorida del mundo que no me canso de ver.

Al final nos fuimos para la laguna de Cuicocha, algo sencillamente espectacular, es una laguna dentro de un volcán extinto, y se puede recorrer por el borde del cráter, así que ese día corrí 12 km alrededor de la laguna. Sencillamente espectacular.

Laguna de Cuicocha, cerca a Cotacachi y Otavalo




Continuamos hacia Mindo, por una ruta alterna a la Panamericana, fue todo un espectáculo.


Y en Mindo tuvimos una alineación de los astros en nuestro favor, el martes en la noche yo había solicitado Couchsurfing para el pueblo de Mindo y nadie respondió, y ayer que llegamos no encontramos hotel para el presupuesto que estamos manejando, al final vimos uno que se ajustaba y al ingresar no había nadie, dimos más vueltas por el pueblo y nada, regresamos al barato y no había llegado la dueña, y en una pared vimos la clave del Wifi y me conecte, vi un mensaje, me fui a conversar con la cocinera y chequee de nuevo el app de couchsurfing y en ese instante respondió alguien de mindo dándonos su teléfono, lo llamamos por skype y de una nos fuimos para donde él. Al final la alegría por tanto evento fortuito que condujo que que nos dieran hospedaje fue muy bacano.
De ahí solo agradecer la hospitalidad brindada por La Casa de Piedra, Mindo, Ecuador.




Continuamos nuestro viaje, en busca de la Laguna de Quilotoa, y lo hicimos de nuevo por vías alternas (pero no olvidadas, están todas en muy buenas condiciones), al final nos quedamos en un pequeño pueblo llamada San Francisco de las Pampas, donde andaban de fiestas, y pudimos estar un buen rato compartiendo con la gente y sus alegrías y sus reinas.





Al siguiente día llegamos a Quilotoa, una laguna muerta en un volcán muerto. La bajada a la laguna fue bastante fácil, lo que no se puede decir de la subida de nuevo, pues se encuentra a una altura de 3900 metros, los cuales se sienten bastante.






Pretendíamos seguir nuestro camino hacia Zumbahua y Salinas, pero tuvimos un problema con la moto de Daniel, no encendía, así que nos quedamos a aguantar frío en Quilotoa.

Al día siguiente continuamos hacia Ambato, donde pretendíamos arreglar la moto, pero al llegar ya parecía estar bien, pues habíamos desconectado las luces y empezó a encender sin problemas, así que decidimos continuar hacía Baños de Agua Santa. Allí nos encontramos con Daniel Avila, un viajero venezolano que va rumbo a Santiago de Chile a encontrarse con su polola y hacer vida allí. Pasamos una velada bien amena comiendo pizza y celebrando su cumpleaños.

Celebración de cumpleaños de Daniel Avila en Baños


Al siguiente día me levante muy temprano a correr, hice unos 23 kilómetros por la ruta de las cascadas y los Danieles se dedicaron a cambiar las pastas de frenos de la moto venezonala.

De baños salimos hacia Riobamba, rumbo a nuestra siguiente meta era el Chimborazo, pero Daniel y yo nos quedamos a 20 km, ya que la moto empezó a fallar de nuevo y no quisimos arriesgarnos a quedarnos varados bien tarde y con bastante frio, así que nos dirigimos a Riobamba y el venezolano al Chimborazo.



En Riobamba Daniel decidió que nos dirigiríamos a Cuenca, la tercera ciudad más poblada de Ecuador, y donde sí hay muchas motos.

Así que en este momento nos encontramos en Cuenca, esperando que llegue un alternador que nos enviaron desde Medellín, el cual deberá estar llegando en unos dos o tres días.

Por último te cuento que de esta semana puedo reflexionar sobre que después de año y medio de preparación, y se ha llegado el día de dejar los planes atrás y simplemente salir a cumplir con el sueño. El domingo 3 de agosto fue el día de la verdad para nuestro sueño, los amigos llegaron a apoyarnos a Daniel y a mi, y también a Diana y a Manuel. La verdad la energía que sentimos esa mañana fue sobrecogedora, todos esos buenos deseos y voces de aliento los llevaremos con nosotros para que nos den fortaleza en los momentos difíciles. A los que nos acompañaron, ¡gracias totales!

Los sueños son así, inician con una idea loca en la cabeza, se conversan, se les pone fecha y se trabaja todos los días sin prisa pero sin pausa para alcanzarlos, hasta que llega el día de partir a darle la vuelta al mundo. Lo importante con los sueños es soñar en grande, incluso más allá de nuestras posibilidades, que sean sueños que nos hagan crecer, no rebajemos el tamaño de nuestros sueños al limite de nuestras posibilidades, siempre llevemos nuestras posibilidades a la altura de nuestros sueños. ¡

Ahhh! y los sueños no se delegan, son tuyos, y tu los debes alcanzar.

¿Qué me cuentas de tu vida, cómo va todo por allá?

Saludos.


miércoles, 6 de agosto de 2014

El inicio de la aventura, de un sueño

El inicio de la aventura 

¡Que mas pues!

Año y medio de preparación, y se ha llegado el día de dejar los planes atrás y simplemente salir a cumplir con el sueño.  El domingo 3 de agosto fue el día de la verdad para nuestro sueño, los amigos llegaron a apoyarnos a Daniel y a mi, y también a Diana y a Manuel. La verdad la energía que sentimos esa mañana fue sobrecogedora,  todos esos buenos deseos y voces de aliento los llevaremos con nosotros para que nos den fortaleza en los momentos difíciles. Gracias totales.

Los sueños son así, inician con una idea loca en la cabeza, se conversan, se les pone fecha y se trabaja todos los días sin prisa pero sin pausa para alcanzarlos, hasta que llega el día de partir a darle la vuelta al mundo. Lo importante con los sueños es soñar en grande, incluso más allá de nuestras posibilidades, que sean sueños que nos hagan crecer, no rebajemos el tamaño de nuestros sueños al limite de nuestras posibilidades, siempre llevemos nuestras posibilidades a la altura de nuestros sueños.

Saludos.